Esta biblioteca digital alberga el libro sobre Oncología y Oncocirugía Ortopédica.

Incluye clases académicas, conferencias impartidas en congresos nacionales e internacionales, trabajos publicados, discusiones de casos, procedimientos quirúrgicos realizados y técnicas propias desarrolladas.

Se eligió el formato digital porque la web permite la inclusión de textos con numerosos recursos visuales, como imágenes y videos, que no serían posibles en un libro impreso.

El contenido está destinado a estudiantes, profesionales de la salud y al público en general interesado en el área.

Osteocondroma

Osteocondroma

Osteocondroma

Diagnostico y tratamiento

El osteocondroma, también conocido como exostosis osteocartilaginosa, representa la lesión ósea benigna más común, aunque su incidencia puede ser incluso mayor a la reportada en la literatura debido a que muchos pacientes presentan osteocondromas asintomáticos.

Esta condición generalmente se desarrolla en la primera y segunda décadas de la vida, ubicándose en la región metafisaria de los huesos largos. Radiográficamente se caracteriza por presentar un tumor compuesto por cartílago y hueso. Una característica distintiva es que el hueso esponjoso central de la exostosis continúa con la médula del hueso afectado, mientras que la capa cortical densa del tumor continúa con el hueso cortical normal. En la superficie de la lesión hay una banda de cartílago a través de la cual se produce el crecimiento de la lesión, de ahí el nombre de “osteocondroma”, un tumor que forma cartílago y hueso.

Los osteocondromas pueden presentarse como bases sésiles (con una base agrandada) o bases pedunculadas. Pueden ser únicos o múltiples, lo que caracteriza la osteocondromatosis múltiple hereditaria.

El tratamiento estándar de los osteocondromas es la cirugía, que generalmente implica resección, especialmente cuando la lesión compromete la estética, comprime estructuras vasculares o nerviosas o limita la función. Es importante señalar que estos tumores suelen seguir creciendo mientras el paciente se encuentra en la fase de crecimiento.

Cuando un osteocondroma aumenta de tamaño después de la madurez esquelética, puede indicar bursitis postraumática o, lo que es más preocupante, malignidad a condrosarcoma, que requiere resección con márgenes oncológicos.

El riesgo de malignidad es bajo: los osteocondromas solitarios tienen una tasa de malignidad de aproximadamente el 1%, mientras que la osteocondromatosis múltiple puede llegar hasta el 10%.

En resumen, un conocimiento integral de las características, el diagnóstico y el tratamiento del osteocondroma es fundamental para garantizar un abordaje terapéutico eficaz y adecuado, buscando siempre el bienestar y la calidad de vida del paciente.

Autor: Profr. Dr. Pedro Péricles Ribeiro Baptista

 Oncocirugía Ortopédica en el Instituto Oncológico Dr. Arnaldo Vieira de Carvalho

Deja una respuesta

¡Hola! Cómo podemos ayudarle?