Esta biblioteca digital alberga el libro sobre Oncología y Oncocirugía Ortopédica.

Incluye clases académicas, conferencias impartidas en congresos nacionales e internacionales, trabajos publicados, discusiones de casos, procedimientos quirúrgicos realizados y técnicas propias desarrolladas.

Se eligió el formato digital porque la web permite la inclusión de textos con numerosos recursos visuales, como imágenes y videos, que no serían posibles en un libro impreso.

El contenido está destinado a estudiantes, profesionales de la salud y al público en general interesado en el área.

Liposarcoma mixoide

043a1c71577f6249b071679bce73d008 2

Liposarcoma mixoide

Liposarcoma mixoide. Paciente masculino, 28 años, refiere dolor y abultamiento progresivo en región posterior del muslo derecho, en sentido distal, desde hace 8 meses, niega traumatismo local. Inicialmente buscó un servicio de ortopedia, le realizaron una biopsia y le diagnosticaron liposarcoma mixoide.

Derivado a nuestro servicio encontramos una tumoración extensa en la superficie posterior del muslo, desde el tercio medio hasta la línea articular, sin dolor ni déficit neurológico.

Las imágenes por resonancia magnética, figuras 1 a 14, demuestran la heterogeneidad de la lesión y su agresividad, mostrando la gran extensión de la lesión y su proximidad al haz vascular-nervioso.

Figura 02: Seta vermelha mostra a divisão do nervo ciativo e a seta em azul o feixe femoral vásculonervoso.
Figura 01: La flecha apunta al nervio ciático, en la región proximal de la lesión.
Figura 02: La flecha roja muestra la división del nervio ciativo y la flecha azul muestra el haz vascular-nervioso femoral.
Figura 04: Extensão da lesão para região posterior do joelho.
Figura 03: Las flechas rojas muestran los nervios en estrecho contacto con el tabique del tumor (flecha amarilla).
Figura 04: Extensión de la lesión a la región posterior de la rodilla.
Figura 05: Seta em amarelo aponta para o marcador, destacando a proximidade do tumor com o nervo fibular.
Figura 05: La flecha amarilla apunta al marcador y resalta la proximidad del tumor al nervio peroneo.
Figura 7: Lesão septada em intimo contato com feixe vasculonervoso.
Figura 6: Postcontraste, que muestra la región proximal de la lesión, adyacente al nervio ciático.
Figura 7: Lesión septada en estrecho contacto con el haz vascular-nervioso.
Figura 9: Grande heterogeneidade da lesão.
Figura 8: Intimidad del nervio con la lesión después del contraste.
Figura 9: Gran heterogeneidad de la lesión.
Figura 10: Grande heterogeneidade da lesão.
Figura 10: Heterogeneidad de la lesión que se extiende hasta el tercio distal del fémur.
Figura 11: Corte sagital, demonstrando toda a extensão da lesão.
Figura 11: Sección sagital, que muestra toda la extensión de la lesión.
Figura 12: Lesão septada e agressiva, caracterizada após contraste.
Figura 12: Lesión septada y agresiva, caracterizada tras contraste.
Figura 13: Proximidade da lesão com o nervo ciático, numa visão sagital.
Figura 13: Proximidad de la lesión al nervio ciático, en vista sagital.
Figura 14: Corte coronal mostrando a agressividade da neoplasia.
Figura 14: Corte coronal que muestra la agresividad de la neoplasia.

Clinicamente apresentava abaulamento na região posterior da coxa direita, com dor à palpação e aos esforços, iniciando atualmente com quadro de parestesia na perna esquerda, sem déficit neurológico, figuras 15 à 18.

Figura 15: Vista posterior com o trajeto da biópsia e abaulamento na coxa direita.
Figura 15: Vista posterior con el camino de la biopsia y abultamiento en el muslo derecho.
Figura 16: Fotografia em perfil do membro acometido.
Figura 16: Fotografía de perfil del miembro afectado.
Figura 17: demonstração clínica da função do paciente, ao realizar agachamento.
Figura 17: demostración clínica de la función del paciente al realizar sentadillas.
Figura 18: seta em amarelo aponta o local da biópsia realizada em outro serviço.
Figura 18: la flecha amarilla señala la ubicación de la biopsia realizada en otro servicio.

Tras realizar anamnesis, exploración física y pruebas complementarias al paciente, planteamos algunas hipótesis diagnósticas. Como la paciente fue sometida a una biopsia en otro servicio, discutimos el portaobjetos con el equipo de patología local, quienes analizaron el material y luego de discutir llegamos al diagnóstico de liposarcoma condromixoide.

Hablamos con el paciente sobre su patología y tratamiento (resección + complementación con radioterapia local a criterio del radioterapeuta), programamos con él la resección quirúrgica en consecuencia. Las siguientes imágenes explican paso a paso la cirugía.

Figura 19: seta em vermelho com enfoque para o trajeto da biópsia.
Figura 19: flecha roja enfocada en el trayecto de la biopsia.
Figura 20: incisão cirúrgica envolvendo a região posterior da coxa, em direção à região poplítea medial, com ressecção do trajeto da biópisa, seguindo transversalmente pela prega poplítea até face póstero lateral do joelho.
Figura 20: incisión quirúrgica que involucra la región posterior del muslo, hacia la región poplítea medial, con resección del trayecto de biopsia, discurriendo transversalmente a través del pliegue poplíteo hasta la cara posterolateral de la rodilla.
Figura 21: dissecção da pele e tecido subcutâneo, com controle total da hemostasia, sem uso de nenhum tipo de compressão ou garrote cirúrgico.
Figura 21: disección de la piel y tejido subcutáneo, con total control de la hemostasia, sin utilización de ningún tipo de compresión ni torniquete quirúrgico.
Figura 22: dissecção até planos musculares, visualizando o tumor, indicado pela seta preta. A seta em amarelo mostra a intimidade do tumor com o nervo fibular profundo.
Figura 22: disección a planos musculares, visualizando el tumor, indicado por la flecha negra. La flecha amarilla muestra la proximidad del tumor al nervio peroneo profundo.
Figura 23: Imagem evidencia dissecção da bifurcação do nervo ciático (demonstrado pela pinça), liberando o tumor do seu trajeto.
Figura 23: La imagen muestra la disección de la bifurcación del nervio ciático (mostrada con fórceps), liberando el tumor de su trayectoria.
Figura 24: liberação do tumor do feixe nervoso, sem danificar as estruturas nobres, preservando à anatomia do nervo.
Figura 24: liberación del tumor del haz de nervios, sin dañar las estructuras nobles, preservando la anatomía del nervio.
Figura 25: após retirada do tumor, reparem na hemostasia cirúrgica, a integridade dos tecidos e a anatomia dos nervos fibulares, representado pelas setas amarelas e do nervo tibial na seta azul.
Figura 25: después de extirpar el tumor, observe la hemostasia quirúrgica, la integridad de los tejidos y la anatomía de los nervios peroneos, representados por las flechas amarillas y el nervio tibial en la flecha azul.
Figura 26: sutura cirúrgica no final do procedimento com colocação de dreno porto-vac 3.2 mm.
Figura 26: sutura quirúrgica al final del procedimiento con colocación de drenaje porto-vac de 3,2 mm.
Figuras 27
Figuras 27
e 28: demonstram a peça cirúrgica na face anterior e posterior. Notem que o tumor não invade as partes moles e sim se deforma respeitando o trajeto do nervo em sua bifurcação, representado pela seta preta.
y 28: demostrar la pieza quirúrgica en la superficie anterior y posterior. Nótese que el tumor no invade los tejidos blandos sino que se deforma respetando el recorrido del nervio en su bifurcación, representado por la flecha negra.
Figura 29: paciente no 7º PO, mostrando o processo inflamatório normal e esperado da cicatrização
Figura 29: paciente en el séptimo POD, que muestra el proceso inflamatorio de curación normal y esperado
Figura 30: Evolução da ferida após retirada dos pontos, com 14 dias de pós operatório.
Figura 30: Evolución de la herida tras retirar los puntos, 14 días después de la cirugía.
Figuras 31
Figuras 31
e 32: 4 semanas de pós operatório, mostrando a ótima cicatrização da ferida e em região medial a ferida ainda demanda de pouco tempo para cicatrizar totalmente. Reparem que a cicatriz não possui nenhum sinal flogistico local.
y 32: 4 semanas después de la operación, mostrando una excelente cicatrización de la herida y en la región medial la herida aún requiere poco tiempo para sanar por completo. Tenga en cuenta que la cicatriz no presenta signos flogísticos locales.
Video 1: Paciente 4 semanas después de la cirugía. Derivado para radioterapia adyuvante.
Paciente en segmento postoperatorio, regresa a consulta, sin quejas al momento, con buena función del miembro operado y desempeñando todas sus actividades laborales como Entrenador Personal.
Figuras 33
Figuras 33
34: Imagem clinica da região posterior da coxa, com 4 meses de pós-operatório e 30 dias do término da radioterapia adjuvante, mostrando ótima cicatrização da ferida .
34: Imagen clínica de la región posterior del muslo, 4 meses después de la operación y 30 días después de finalizar la radioterapia adyuvante, mostrando una excelente cicatrización de la herida.
Figura 35: vista posterior do paciente com carga total nos membros inferiores.
Figura 35: vista posterior del paciente con todo el peso sobre los miembros inferiores.
Figura 36: vista em perfil do paciente com carga toral nos membros inferiores
Figura 36: vista de perfil del paciente con peso de torsión en los miembros inferiores
Figura 37: paciente realizando agachamento sem apoio, com carga total nos membros inferiores.
Figura 37: paciente realizando sentadillas sin apoyo, con carga completa en miembros inferiores.
Figura 38: Paciente em carga monopodal no membro operado, sem apoio, realizando carga toral no membro inferior direito.
Figura 38: Paciente cargando una sola pierna sobre el miembro operado, sin apoyo, realizando una carga torsional sobre el miembro inferior derecho.
Vídeo 2: Paciente tras radioterapia adyuvante, cuatro meses después de la cirugía. Buena cicatrización y excelente función.

Autor: Profr. Dr. Pedro Péricles Ribeiro Baptista

 Oncocirugía Ortopédica en el Instituto Oncológico Dr. Arnaldo Vieira de Carvalho

¡Hola! Cómo podemos ayudarle?